El taxista mentiroso (solución)

Cuando Doña Gertrudis llegó al destino que le había pedido al taxista, se dio cuenta de que el taxista no podía ser sordo porque supo llevarla a la dirección que le había indicado al montarse en el taxi.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acertijo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s